jump to navigation

Tocados del ala mayo 20, 2009

Posted by Closto in Existimationes, Homines, Littera, Themae personales.
6 comments

No sé por qué a veces tengo tendencias masoquistas. Después de un duro día de trabajo intentando rasgar un aprobado en historia de la lengua, llego a casa y me pongo a oír hablar a un crío. No es ni mi hermano pequeño ni mi primo ni un cachorro de humano abandonado en una esquina, pero apesta más que todos ellos juntos.

Resulta que hay en el Perú un chaval de ocho años que ha recibido del Señor el regalo más grande que a día de hoy el todopoderoso se digna dar: la gilipollez. El pobre ha nacido en una sociedad estúpida e impositora a la que no le da más el cerebro y se resignan a aceptar la idea de que un tal Jesús murió y se fundió con su padre y una cosa que a veces parece una paloma con la mayor de las disposiciones. Hay que reconocer que se lo grabamos a fuego con persuasivas técnicas alrededor de 500 años atrás. No obstante, los muy idiotas se lo creyeron de verdad, y así está la cosa hoy.

Os voy a presentar un vídeo en el que el mismo chaval lo dice todo. No os asustéis por su manía por andar con el baile de San Vito, puesto que son cosas de la edad y de que no sabe ser serio (es un crío, el probín).

No ace falta que lo oigáis todo puesto que ya lo ha hecho vuestro amigo Closto por vosotros. Fijaos en que hasta os marco los mejores momentos. Empezamos por el minuto 1:23, en el que el chiquitín inconsciente blasfema en contra de Dios al decir que el Señor folla. Folla, y cómo folla el hombre. Puesto que para crear tanto hombre ha tenido que echar muchos polvos.

Es increíble cómo estos chavales son tan precoces. Este crío empezó a leer a los 3 años y a sus jóvenes 8, cuando la gente normal se dedica a aprender las líneas más generales de historia, lengua, matemáticas y esas cosas, él se pone a estudiar la Biblia (2:30). Yo me pregunto si este mocoso sabe algo del mundo y de la vida. Y ya no me atrevo ni a preguntar a sus padres si son gilipollas al leerle la Biblia en vez de cuentos, que para algo son para niños. Cuando los niños apenas saben hablar, contarles las aventuras de tipo que vivió hace 2000 años en un lugar tan alejado para ellos como Israel (o circundantes) que además habla como sus tatarabuelos es una irresponsabilidad. Y descartado queda que el niño sea un prodigio o un superdotado porque esa gente piensa. Es normal que los otros niños lo miren raro y crean que su madre lo parió a hostias.

Hacia el minuto 4:30 el chico dice algo que a mí me ha puesto los pelos de punta: dice que quiere ser presidente de Perú. Vale que Perú no valga mucho, vale que Perú no pinte mucho tampoco en el panorama internacional, vale que Perú no sea uno de los más prósperos ni mejores países del mundo, mas el mero hecho de que un enano que ya alberga en sí sentimientos tan terribles como los quemarca la religión quiera gobernar un país es algo que no se debería consentir. En los suburbios internacionales quizás si se permita que se hagan ese tipo de cosas deplorabales debido a su inteligencia limitada y su actitud relajada, pero sigue siendo algo que debe evitarse a toda costa.

El siguiente gran momento del crío empieza en el minuto 6, cuando relata su primer gran milagro (aunque milagro es que no lo dejen morir de hambre para ver si aprende). Lo más curioso, y es mucho más que su poder de manejar el clima, es que él predicaba con 3 años. Según él dice (7:02-7:08), estaba preicando en la sierra de Perú (vamos, hablar a aldeanos. ¿Qué no se van a creer ésos?), “hace cinco años atrás” (8-5=3, si me permiten recordarles). Sigo pensando qué hace un niño de tres años debajo de la lluvia en una sierra hablando de las maravillas de un hombre que, de no ser porque él todo lo puede, estaría hecho una mierda tras milenios (o una eternidad) sin comer ni beber ni cagar ni mear ni ducharse ni tener cremas para las arrugas. Señores padres, cuiden a sus criaturas, que luego es normal que salgan a ustedes. Y, niños, pensad bien en las mentiras que os preparáis porque luego la cagáis y caéis con todo el equipo.

Si habéis llegado hasta aquí (viendo el vídeo sobre todo), notaréis el cambio que pega el chico de cuando habla como una “persona normal” con el entrevistador a cuando se pone a predicar. Los que por normalidad mental no hayáis podido soportar este martirio, podéis ver cómo cambia hacia el minuto 8. Notad por favor su “confución” en su “ajpiración” a dar un buen discurso. Ese tono político, esa exageración en la pronunciación, esa precisión en el cambio de tono y esos exagradísimos ademanes dicen mucho de él, y no es en su favor, aunque a muchos (y a más entre ese pobre público chileno-peruano) se los meta en el bolsillo con su actuación del tres al cuarto. ¡Ay, cuánto mal hace la falsa inocencia de un diablo disfrazado de niño!

En fin, como el crío no se cansa, hay una segunda parte del vídeo que dura algo menos. Aunque siento estropear vuestra vista y oídos, aquí os dejo el vídeo:

Nada más empezar, el chavalito evidencia su chulería (“déjame temrinar”). No es una forma muy loable de darse a conocer a los que no tienen el tiempo que perder con sus estupideces. No obstante, ésa es la vida de un crío que se encierra en un cuarto que tiene en su casa con un libro que hace 500 años no se podía traducir.

A mediados del vídeo (2:15) el mocoso se pone a cantar una preciosa canción de un tipo que va a quemar una ciudad. El chistoso pirómano aconseja a sus hermanos a que se larguen como alma que lleva el Diablo. Benditos los cojos que no pasarán frío. Graciosa es la frase en la que dice “iglesia, camina”, como si esa institución eclesiástica pueda avanzar. Cuando los pensamientos de uno están anclados milenios atrás, ir hacia adelante es imposible. No en vano dicen que la iglesia que arde es la que más ilumina.

Para terminar esta serie de despropósitos en contra de los respetables sentidos (en algunos casos) del lector, me dispongo a poner un último vídeo en que, para variar, el famoso peruanito nos cuenta incluso algún que otro chiste:

Me hace mucha gracia que, sobre todo al principio, sus gestos triunfantes y sus gritos de colegiala parecen más sacados de un manga japonés que de una escena de la vida real de un pueblo que no anda precisamente a la cabeza de los calidad de vida. Asimismo, es muy gracioso que diga que (0:24) seamos la perfecta creación de Dios. Tan perfecta que no hay institución, tirano, rey, asesino ni dictador que haya matado más que la Iglesia (incluso casi más que todos ellos juntos). Tan perfecta que incluso lo ha parido (junto a varios más que se le parecen). Y todas esas risas se echa sin contar cuando pone gestos de rapero y se mea en la “evolusióóóóóóóóóóóóón” (corasóóóóóónnn, corasóóóóónnn).

Atentos también al chiste de los monos porque nos prepara con sus gestos a lo “I was robbed by two men” http://www.youtube.com/watch?v=jTFsjchAw8w) pero abriendo las piernas (2:15). Así que como los monos hacen monitos, parece ser que sólo existe esa férrea conexión, inquebrantable. Por eso no existieron ni dinosaurios ni existen ahora razas híbridas de animales e incluso de plantas. Por eso es tan gracioso el muy hijo de puta, porque habla como el aldeano que contaba chistes en “Noche de fiesta” todos los malditos sábados. Con éste no se podría llegar a saber nunca lo que fue primero, si la gallina o el huevo.

En fin, muchas cosas más se podrían decir de esta pequeña sanguijuela a la que le han comido el cerebro y que se lo comerá, como si de un zombi se tratare, a mucha más gente para que esas chorradas que suelta como perlas se queden enganchadas en la mente de todos ellos y así puedan propagar su sucia doctrina, que choca con todas las doctrinas del mundo y se proclama vencedora por la gracia de Dios en contra de su voto de humildad y el pecado de soberbia.

Pero, pongámonos serios por un momento. ¿Alguien le ha enseñado a este crío lo que fue la Edad Media en Europa? Claro, América pasó directamente al Renacimiento sin tener que sufrir las guerras por interés, los matrimonios de conveniencia (bueno, eso sí se conoce), las Cruzadas, la Inquisición, la Reconquista, la corrupción eclesiástica (eso también se conoce), el secretismo en el arte de la escritura para llevar un pequeño foco de luz a través del tiempo… El día que alguien le enseñe cómo se vive dominado por ea estupenda doctrina, el día que se divierta viendo cómo dos tíos se pegan con un largo trozo de madera montados a caballo, el día que vea guerras en las que hay más sangre que contaminación radiactiva y el día que se queme a medio mundo por cosas que ni una décima parte ha hecho, entonces quizás se dará cuenta de lo que supone tener que seguir a un grupo de iluminados que viven de puta madre sin prestar atención ni a sus votos ni a sus obligaciones ni a la razón incluso para las cuestiones más nimias (como el llevar la cultura y la educación a todos y no a los que son tan o más interesados que ellos). Bueno, me equivoco, porque él sería uno de ellos, y sólo los imbéciles y los gilipollas que lo vitorean y aclaman acabarían callándose los loores. Bueno, tampoco, porque siempre serán tan imbéciles y gilipollas como ahora lo son.

Y una verdad sí que hay aquí: Dios existe y da clases de fonética, gramática e historia (entre otras) en mi universidad (y tiene una mesías y todo).

P.S.: Sé que mi crítica es pésima y mi léxico paupérrimo, mas en mi defensa diré que hace mucho que no escribo, que hoy estoy agotado y que es muy tarde para publicar nada. Gracias por leer y comentar de todos modos.

Anuncios

Palabras como espinas abril 2, 2008

Posted by Closto in Casus, Homines, Littera, Officia, Themae personales.
11 comments

Por muy poco que me guste hablar de estos temas, la muerte llega igualmente sin preaviso. Y siempre he tenido miedo de que me llevara con ella antes de que dijera todo lo que tengo que decir y conseguir todo lo que tengo que conseguir, por eso siempre ando apurado, con la sangre hirviendo llena de palabras que me cruzan por el cuerpo y que no saben cómo salir. También tengo muchas cosas que me carcomen porque no sé cómo soltarlas, y acumulo palabras y más palabras hasta hacer montañas que luego no llegan siquiera a la mitad de lo que quiero expresar. Una de esas cosas me ha asaltado estos días debido a dos textos que han querido acampar en el camino de mi vida. Uno de ellos me llegó anoche y consiguió que me acostara con los ojos mojados. El otro lo llevo elaborando yo mismo desde hace varios días, aunque la idea ya me rondaba desde hace mucho. Y es por culpa de esos dos hijos de malas mentes que me han asaltado, como tantas otras veces, recuerdos. Recuerdos de tiempos cuyo tiempo no supe aprovechar, recuerdos de días que no se terminaban nunca y de noches que se alargaban con elástica facilidad. Son noches en que las risas y las miradas protagonizaban en un monopolizante acto una relación que la distancia no podrá romper. Yo no me olvido, ni me olvidaré, de Él. Y Él no podrá olvidarse de mí porque le persigo con enfermiza insistencia. Incluso con el tiempo recuerdo nuestro paseo por la parte trasera del instituto con la panza llena y varias listas sobre nuestras películas favoritas comentadas y moldeadas durante una cena que, si bien no de la mejor calidad, era suculenta, y encantadora por su compañía. Hoy en día, esas sonrisas y esas miradas se convienrten en lágrimas en los ojos que no me salen sino a mares. El tiempo cambia muchas cosas, pero no me cambia los recuerdos.

 

Lágrimas en el para�so.

La verdad es que siempre digo lo mismo, que acabará hasta las pelotas de mis infantiles rabietas y excesivamente melosos artículos y mensajes (ya sólo me falta mandarle una carta). Por una vez, trataré de evitar decir su nombre, aunque no sé si podré. Total, Él sabe perfectamente que es Él y muchos de mis cercanos también saben quién es. En cualquier caso, habrás de perdonarme otra vez por escribir este tipo de cosas. No es que no me canse de escribirlas, es que desde que no te lo puedo decir a la cara (o que tú me lo leas en la cara, mejor dicho) no encuentro otro modo de que recuerdes que como yo sólo te pueden querer un par en Santander (y hasta habría que verlo).

La verdad es que ninguno de los dos era muy normal. Fuimos tan anormales que ni siquiera nos estrechamos la mano cuando hablamos por primera vez. Él y yo nos conocimos por internet. Jamás creí que podría salir nada especial de un mundo que se rige por un alfabeto que consta de dos números, pero pasó. De todos modos, no éramos normales. Porque hay que ser anormal para quedar una segunda vez cuando uno le pareció al otro un muro con demasiado cemento y el otro le pareció al uno una goma elástica dada de sí. Tampoco es de gente normal buscar en un hombre que el destino marcó de incompatible un acompañante para una noche loca entre semana en un apartado local. Y menos normal es aceptar.

No sé cómo terminó sucediendo, pero al final acabamos juntos. Juntos en espíritu, como dirían Maná, y poco a poco más juntos físicamente. Nos ocupábamos las tardes mutuamente con el mayor de los amores y así pasaron los días, las semanas y los meses. Al final un día me dijo: “Closto, me voy”. Mil proyectos, como el de Sin Censura, proyectos de ilusiones y de alegre compartir, cayeron por un abismo de sombras hacia la más recóndita oscuridad. No diré que vi roto nuestro futuro, pero sí algo rasgado. Yo lo tenía y creía tan mío que de pronto, incluida la ilusión de verle y de oler sus sudorosos poros todos los días, se rompió su figura en millones de trozos y desde entonces siempre he tenido legañas. Me quedó de él el recuerdo, siempre el recuerdo, una promesa aún sin cumplir y muchas ganas de vivir en la misma ciudad.

Es curioso cómo el tiempo parece no pasar cuando estás en buena compañía. Vuela, pero a ti se antoja una eternidad. Supongo que la sensación mezcla el gozo de estar con esa persona tan especial y a la vez el sentimiento de que está bien y que está contigo aunque no lo veas por ningún lado. Porque con ciertas personas, hasta los enfados son un paraíso.

Esto es lo que llevo clavado en el corazón desde que me miraste por primera vez y me viste como un enano arrogante, lascivo, superficial y soberbio; porque no alcanzo a arrebatar a mi núcleo esa rosa negra que se nutre de mi sangre y que vive porque vives, y porque tampoco quiero hacerlo; porque no alcanzo a comprender mi vida sin ti. Te lo he dicho más de una vez, pero te lo repito: siempre he creído que llegaríamos a ser la pareja perfecta. ¿Sabes qué te digo? Eres un perfecto hijo de puta. Me resumes cuando te miro, me perdonas cuando lloro y me abrazas aunque seas tú quien tiene frío. A veces pienso que no es lo nuestro el amor de los enamorados, sino que es mucho más, y por eso nunca me canso de ti, ni me alegro cuando te quedas solo ni me enfado cuando encuentras a un amable ricachón que acaso planee llevarte en yate por todo el mundo. Qué cruel es el mundo al no dejarme tenerte conmigo. Adorno de lágrimas para este artículo.

Mira lo que has conseguido.

Bueno, ahí lo tienes. Es el cuarto, creo, que te escribo. Esto lo has conseguido tú con tu maldito carisma y tu endiablada labia. No sé por qué mereces que se te quiera, pero la verdad es que lo mereces por justicia. Me has aportado y ayudado en muchas cosas, lo sabes, y después de valorar todo lo que hemos vivido juntos y todo lo que habría querido que hubiéremos vivido juntos, sólo sé decir que el mundo sin ti no sería tan mundo, y que la vida sin ti, no sería vida.

Gracias por haber nacido.

Buenos Aires febrero 21, 2008

Posted by Closto in Homines, Littera.
4 comments

Esto me pasa a menudo. Es inevitable. ¡Debéis entenderlo! Es imposible no notarlo. ¿Nunca lo habéis sentido? Bueno, quizás Ukey no. A saber.

A ver… No es como esa marea de Cacharel que tu abuela se echa para ir a comprar el pan tras adornarse con todas las joyas que ve por casa. Es algo mucho más mundano. En realidad es bastante mejor, pero a mucha gente le puede parecer mundano. De hecho, te hace sentir mejor. Y de hecho me ha hecho sentirme mejor no hace ni media hora. Hablo de ese olor que se te acerca relativamente imprevisiblemente. Te sorprende y te toma como los romanos tomaban las ciudades. Es ese olor que a veces consigue que te pares en seco en la calle o donde sea y te haga tomarte tu tiempo (entiéndase unos segundos) para volver a la realidad. Sí, en efecto; son los hombres.

Bajaba yo feliz cual perdiz del despacho de Larry (tomando el pasillo de despachos de inglesa a la izquierda según salía de la oficinita de Larry y Abaitua hacia las escaleras y dejando atrás el pasillo de historia para cruzar la estrecha y alta puerta de madera que da a las grandes escaleras de madera que bajan primero a teología y luego a la planta baja, después del rellano de Gaurgiro, y girando a la derecha para ir a ordenadores) cuando, al pasar por delante de la oficina de viajes de la uni, me golpea un olor a hombre que casi me tira al suelo. Fue un olor intenso pero dulce. A ver, es muy inexplicable. Luxord, ¿alguna idea?

¡Y encima están buensimos!

He de reconocer que esto no me pasa tantas veces como desearía, mas he de alegrarme de que siga sucediéndome. Es placer puro en estado gaseoso (a tope con Mecano). Y la verdad es que es bastante más agradable (quizás coincida con Ukey en esto) que ver el canalillo anal (>_< es que el desconocido de mi izquierda -a la derecha ahora no hay nadie- lo ha exhibido y ha sido bastante… raro), jeje. Wish he does not read this, hihihihi. Bueno, a ver. Pues eso. Que de gusto notar que tiene uno las hormonas vivas y le mente despierta al menos para percibir los placeres. Y es que, ¿qué mejor para el cuerpo que un poquito de hedonismo? Por eso disfruto de esos pequeños e íntimos momentos de infidelidad conyugal, porque son oasis en un imparable ir y venir de las gente y las obligaciones. Para ser sincero, esto de que aleatoriamente te sobrevenga un nanosegundo de placer cuando menos te lo esperas es una gozada, sobre todo por si no le bastan a uno las fotos de tíos, los fotologs de los chulazos de gimnasio y el porno del Kaaza o páginas típicas.

Veréis, no sé si Dios ha inventado el delicioso olor corporal por joder o por darnos placer (picarón…), pero igualmente pienso disfrutarlo. Y supongo que muchos de vosotros también. Por cierto, no me creáis un asaltaaxilas o un autolanzador a cuellos, pues muchos olores de verdad repugnan. Pero entended que yo siempre hablo, como los físicos, de situaciones (o mundos) ideales. Por eso sólo menciono los olores que te abren los ojos y te los cierran en un solo segundo.

Bueno, ya me contaréis vuestras experiencias nasales con vuestros sexos preferidos.

¡Año nuevo! febrero 6, 2008

Posted by Closto in Homines, Notitiae, Officia.
3 comments

Recordad, amigos, que mañana es año nuevo según el calendario chino. ^^ Espero que tengáis todo preparado para una feliz velada.

Caught in a trap octubre 28, 2007

Posted by Closto in Homines, Is, tu, nos, Themae personales.
13 comments

… I can’t walk out because I love you too much, baby.

Parece mentira, como dice Amaral, que habiendo llegado tan de casualidad y tan de repente te haya podido llegar a querer tanto. Jamás pensé que estas cosas pasarían fuera de las películas romanticonas que inundan los cines. ¿Espera lo inesperado?

It’s a little bit funny this feeling inside.

Me siento raro cada vez que me abrazas, cada vez que me miras. Me siento fuera de mí, como si al verme tú yo me estuviera viendo. Me traspasas estos ojos rojos, me miras al cerebro y me controlas. Eres demasiado para mí. Me superas. Me siento en el cielo.

But just hold me now, ‘cause our love will light the way.

Ves mis fallos todos los días. Un detalle aquí, un detalle allá, detalles por todos lados. Soy cruel, soy malo, soy pesado, soy un cerdo. A veces frío como un crítico, a veces tan caliente como el sol; me saludas con una sonrisa y te despides con otra, porque sabes que no será le última. Y entre sonrisa y sonrisa, me perdonas mis groserías, maneras y costumbres y con una sonrisa lo olvidas y me desarmas.

Now nothing can change what you mean to me.

No sé cómo pagarte todo eso. Una caña a la semana me parece barato precio (excesivamente barato). ¿Qué hacer? Sólo una cosa se me ocurre: gracias.

I’ll stand by you. I’ll stand by you. Won’t let nobody hurt you.

I JUST LOVE YOU, VÍCTOR!

God hates everything agosto 15, 2007

Posted by Closto in Existimationes, Homines, Littera, Thema gay, Themae personales.
8 comments

God may hate his own creation, but his own creation hates him. And you may ask: who is he? I shall not lie to you: he’s Fred Phelps.

Fred Phelps es el nuevo miembro de la lista negra de este blog, y creo que mantendrá el primer puesto durante varias semanas. Su éxtio “Dios odia…”, apoyado por fines de frase como “… a los maricones” o “… a Suecia” (donde hay una ley que castiga la homofobia), está causando furor literal entre los escuchantes.

En realidad, este nuevo visionario del milagro de Dios no es más que otro hijo de la grandísima puta que se toma la libertad de ir por la vida de híper santo y de Elegidísimo por el más grande. Lo malo no es que sea tan estúpido de creerse su propia mierda sino que mientras se baña en ella quiere salpicar a todo el mundo. Por gracia de su anacrónico cerebro, hay una interesante y aplastante página (en español) en la que explica bastante bien toda la basura religiosa con la que nos quiere desbordar. Aquí tenéis un par de pearls of wisdom: “-¿Eres un homosexual reprimido? -No. ¿Eres odioso y reprimido? : ) Es muy sencillo: creemos lo que dice la Biblia sobre los maricones […], cambiaron el uso natural por el que es contra natura…”. Bien, sí. Es un detalle que nos llames odiosos, gracias, grandísimo gilipollas. Tus rancias palabras estallan en nuestros paladares con tu típico sabor putrefacto. Algo que jamás olvidaremos. Bueno, aunque yo no sé por qué me incluyo, porque maricón, maricón, lo que se dice maricón, sólo lo es gente como tú, escarabajo pelotero (de ésos que comen literalmente mierda), y pocos más, porque los gays, igual homosexuales sí, pero maricones ya no, que tenemos hasta algo de dignidad, aunque tu magno cerebro no sepa ni quiera ni pueda reconocerlo. Por otro lado, es curioso que se atreva a decir que es algo contra natura porque si hay algo que se puede probar es la propia naturaleza. Decenas de miles de especies, aparte de la nuestra, practican actos homosexuales. Ya publiqué aquí una pequeña mención a una pareja (¡UNA PAREJA DE HECHO!) de flamencos gays que, en su misión de corromper y destruir la magnífica obra de Dios, acogieron, adoptaron y criaron a un flamenco bebé abandonado por sus padres biológicos. Es sólo un ejemplo de “contra natura”, aunque podemos ir al hecho mismo de que lo que naturaleza aborrece, lo borra (metáfora de la evolución, vamos, que elimina lo innecesario). Otra perla: “-¿Qué piensas de las lesbianas? -Las lesbianas no son más que maricones femeninas. Son pecadoras también”. Sí, todos somos pecadores y tal y cual, Pascual, pero las lesbianas, por serlo sin más, son más pecadoras y más merecedoras del infierno. Y es que yo, cada vez que pienso en Dios y los gays, me río. Es que es tronchante. ¿Pues no va el tío y hace que uno nazca gay y luego le diga: “no, guapo, es que tú eres gay pero a mí no me gusta que seas así; no es nada personal, ¿eh? Que sepas que yo odio el pecado (el que YO mismo creé, sí), pero no al pecador (osea, tú). Así que, mientras te jodas toda tu vida, folles con tías y no me lleves la contraria, nos llevaremos bien”. Y luego dicen que ama a todos. ¿No te jode? Así yo también. Oh, pero no os perdáis lo de los afeminados: ésos, que ni siquiera es que sean gays (ni aprenden a ser afeminados tampoco), van al infierno por ser como son, o por ser como Dios les ha hecho. Todo para que él sea salvador y no verdugo. Tócate los cojones.

A pesar de todo, el lerdo de Phelps, no contento con tocar las pelotas con su súper página híper mega ultra guay del paraguay con citas de la Biblia y todo (¡hala, que mayor!), va y monta boicotes y sabotajes por doquier, especialmente contra todo lo gay y en funerales por soldados (pero sólo porque cree que son castigos porque la nación apoya como apoya a los gays, ojo). Hombre, todos sabemos que en EEUU no todo el monte es orégano y que, teniendo el presidente que tienen, amigo de las ideas de ese descerebrado, los que más libertad tienen para actuar como les plazca son los delincuentes (a todas las escalas). En su afán de dominar el mundo con sus cantos de borrego, ha aprovechado el tirón que le dan los Estados Unidos profundos para arremeter contra todo signo de homosexualidad viviente (no os perdáis el primer comentario de este último link).

Para los que no os creáis que lo que dice sobre los desastres tales como el SIDA, el Katrina y esas cosas que matan a mucha gente, sí, habéis leído bien. Haceos a la idea de que hay gente que está más ida que los tiempos de Pericles. No en vano ya le han nombrado (junto con toda su familia) el hombre más odiado de América. A esa falsa, sucia, asquerosa, despreciable, manipuladora, vil, mezquina, mentirosa y traicionera familia no puedo sino desearles todo el mal (los pecadores nos permitimos estos lujos) y todas las desgracias que les puedan suceder (al menos a él), que podrían ser unas cuantas. Desde aquí, no tengo más mensaje para él que una muestra de desprecio máxima con mis más denigrantes despedidas. Supongo que volverá a montar de las suyas porque la gentuza sólo vive de carroña, y todos sabemos que la carroña no cambia mucho de un cadáver a otro.

Los que no hayáis tenido material suficiente para indigestaros, tomad de esto:

God hates Ireland. Así de claro y con un par (el par que yo le cortaba, vamos).
La arremetida contra Irlanda. Paso de tratar este tema.

Bueno, que sepáis que investigando los “links” de las páginas que os he dado, podéis llegar a “webs” interesantes en las que sabréis cómo piensan los sectarios anormales que siguen a esa escoria.

Y que se atrevan a decirme que Dios es bueno, misericordioso y santo con la gente porque no hay más mentiroso y cruel que él. Aparte de que su palabra es su opinión, y ni todas las vidas de la humanidad habidas y por haber vale esa opinión ni todas las vidas de la humanidad habidas y por haber vale la sumisión a la que subyuga al mundo.

Toda la información aquí recogida sobre el puto Phelps de mierda ha sido sacada de http://www.dosmanzanas.com (las citas de la Biblia son de http://www.godhatesfags.com/espanol/main/FAQ_es.html).

DIXI.

Desde un rincón del alma junio 12, 2007

Posted by Closto in Homines, Littera, Officia, Themae personales.
2 comments

Hoy alguien se va. Hoy alguien se ha ido. Lo siento por los que van por la vida ayudando a los demás, pero bien poco me importan los críos que se mueran de sida en India. Bien poco comparado con ése que hoy me ha dejado. He fingido no estar preocupado cuando nos hemos separado, pero ha sido más por cobardía que por lealtad hacia mí. Por supuesto, sólo dos personas sabemos de quién se trata. Os daré pistas sobre él: es un tipo que ha leído al menos una vez al menos el 90% de los artículos de este blog. Es un tipo que lleva su propio blog, que lleva una página que está literalmente arrasando con todo lo visto hasta ahora en ese tipo de páginas, que tiene una carrera en Deusto casi terminada (que no es moco de pavo), que tiene amigos en todos lados, que tiene un corazón que no le cabe en el pecho (que ya es decir xD), que me debe un fin de semana (al menos el primero) en su casita de Santander y que tiene tantas ofertas de empelo que podría hacer confeti para cuatro bodas y un funeral, y, con lo que le sobrase, hacer un brco de papael tan así que no se hundiría ni cruzando el océano pacífico diez veces. ¿Que no sabéis de quién os hablo? Pues os hablo de Yuha, un chaval como los que no quedan ya.

Os puede parecer que llevo un tonito hilarante hoy, y posiblemente porque hoy ha ocurrido un par de cosas malas lo lleve (más vale reir que llorar), pero no es lo que de verdad siento. En realidad lo que tengo es la profunda convicción de que lo veré en mi vida tantas veces, como mucho, como dedos tengo en las manos. No, no es cosa de risa, y mucho menos un deseo. Es, simplemente, lo que yo creo que va a suceder. Internet nos tendrá relativamente cerca, mas todos sabemos que la red no lo arregla todo.

Yo os diría que lamitad de las tardes se me han quedado vacías, que el 90% de mis comentarios han perdido sentido, que todo un mundo se he rebelado y ha salvado las leyes de la naturaleza para dejarse caer por el infinito vacío de un universo asolado y derruido. Pero sé que él me llamará exagerado, me dirá que nos veremos muchas veces y jurará y perjurará que el año que viene estará aquí para darme el coñazo, la tabarra, la lata y las malas nuevas de su existencia, así que para evitar discusiones tontas, prefiero que lo experimente con las palabras de otra gente. Además, yo soy incapaz de decirle de otro modo lo mucho que me va a afectar su partida.

Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar ni con creces un gentío.

Cuando un amigo se va, queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con un mar embravecido.

Cuando un amigo se va, una estrella se ha perdido, la que ilumina mi andar y que muestra mi pie imprimido.

Cuando un amigo se va, se detienen los caminos y no sé ya por dónde andar y ya no veo seres vecinos.

Cuando un amigo se va galopando su destino, empieza el alma a vibrar y el corazón pierde el partido.

Cuando un amigo se va, queda un terreno baldío en que no puedo ni andar pues el hielo lo ha vuelto frío.

Cuando un amigo se va, se queda un árbol caído que ya no vuelve a brotar porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar ni la sonrisa de un crío.

La poesía no es lo mío, Yuhita, pero con el corazón lo he manipulado para ti. Esto no es mucho, y sé que te mereces un homenaje mil veces mayor y mejor, pero es que no sé explicar con palabras lo que va a pasar ahora. Aunque no te lo he dicho, tengo una pequeña esperanza de que vengas el año que viene, así que tampoco puedo explotar por completo en esos halagos que a veces me salen. Tú los conoces porque me has leído mucho. Bueno, no sé cómo decírtelo. En fin. Oye. Sé feliz.

De por qué ir como una puta no está tan mal enero 16, 2007

Posted by Closto in Casus, Existimationes, Homines, Littera, Thema gay.
8 comments

En España también hay chicos guapos.Leyendo mi libro amigo A History of Gay Literature (que no habla de literatura jovial, aunqEsta vez va de chicos y de provocaciones.ue eso dé a entender), he descubierto que mi idea de que los chicos guapos y los chicos guapos que visten como putillos son un bien para la comunidad ya la tenían antiguos grandes de la pluma. Y es que Mr. Woods, autor del citado libro, nos dice lo siguiente de Konstaninos Kavafis: “To this extent, Cavafy often speaks of beautiful young men as if they were public property, and certainly as if they were a significant contribution, in themselves, to the Alexandrian cultural heritage” (pág. 188). La verdad es que él matiza mi “bien para la comunidad” con un “para el patrimonio cultural alejandrino”, aunque a mí me pilla mejor si caen por Bilbao. Opino que dice bien lo de¡El que toque el rosa, mariquita!, gritan los niños. Bendito sea el rosa. que son una contribución significativa pero dudo que debamos llamarlos “propiedad pública” mientras uno no pueda ir y pegarles un buen muerdo en mitad de la calle, sin conocerlos, simplemente porque son guapos (lo que no quiere decir que no creo que debamos poder hacerlo).

De todos modos, me siento orgulloso de ver que, sin haberlo sabido antes, tengo sabios predecesores que secundan mi opinión. ¡Así que yo abogo por que todos los chicos guapos vayan por la calle echando miraditas y lanzando (¡y esperando recibir, obviamente!) besitos, que para algo han nacido y recibido labios de ángel y figura divina! Come on, boys! Make a party out of this life!

Para muestra, un angelito:

Alicia en el país de las maravillas diciembre 20, 2006

Posted by Closto in Homines, Littera, Thema gay.
3 comments

Bueno, no somos Alicia (algunas sí, obviamente) ni estamos en el país de las maravillas, aunque algún que otro milagro se ha visto (y muchos más se necesitan), pero os traigo algo que puede hacer las delicias de un par de visitantes. No, no es un bálsamo de la resurrección ni la piedra filosofal con la clave de la eterna juventud. ¡Lo que os traigo es un enlace! Sí, aí, sin más, de cara, de golpe, de porrazo, braguetazo. XDDDDDD Bueno, eso último está porque rima, no quiere decir nada. En fin, que os traigo un link que encontré buscando fotos de Moulin Rouge y que lleva… Bueno, no sé si decíroslo o no. Bueno, hagamos una cosa: yo os lo pongo y luego comento. Si alguien lee lo que viene debajo sin ver la página, allá él. No os quejéis, que soy bueno, ¿eh? Bueno, allá va:

¡Enlace secreto al país de las maravillas!

Ahora que estoy un par de líneas más abajo de lo normal, os explicaré todo. Bueno, no hay mucho que explicar, la verdad XD. El enlace lo vi buscando unas fotos de Moulin Rouge y su página… ¿qué decir? ¡Su página me fascinó! ¡Sí, vale, lo reconozco (¿¡cómo no!?): está muuuuuuuuuuuuuuuuuuy bueno y es muuuuuuuuuy guapo! Y, desde luego, la razón por que ocupa un trocito de mi blog es ésa misma: que el chico está para comérselo a besos y a lamtones si hace falta. ¿Hace falta alguna razón más?

Y este artículo sólo tiene como objetivo la divulgación del culto que ese cuerpo merece.

Nota a Gurutze: Como me vengas con que es poca y tal, como me dijiste con Rufus, te voy a poner el comentario en spam, por spoiler. XDDDDDDDD Que noooooooooooo… 😉 Sabes que sería incapaz. Tú opina lo que quieras.

My name’s Bond, James Bond diciembre 13, 2006

Posted by Closto in Homines, Littera, Otium.
2 comments

Bond se la juega en el Casino RealEste es un tema pendiente que tengo desde este fin de semana, en que fui con el Elfo, quien me va a vender su mitad del Redsteel (luego tendré que pegar ambos cachos del CD), a ver la película del nuevo agente secreto. A última hora se nos junto Iker, que ya tiene mote (Bruja), y nos acompañó después de que bajáramos de la tienda donde el Elfo se embobó con espadas y figuritas (sólo El Señor de los Anillso y Conan).

Después de comprar la entrada hubimos de volar con el tiempo justo hasta la tienda de nuevo ya que el Elfo se había olvidado allí el paraguas de Tormenta. Pasamos por un supermercado para comprar provisiones antes de llegar a los cines. Cuando entramos a la sala la película ya había empezado, pero por suerte no perdimos nada del argumento; sólo un poco de la canción de inicio en que muchas chicas de tetas gigantes bailan para que los espectadores alucinen con el movimiento de sus mamas que esta vez era cantada por un hombre. Por cierto, no me gustó.

En fin, que la película empezó con una persecución bastante impresionante con saltos y giros al más puro estilo Mátrix o Soul Calibur (es que también se atizaban). Bueno, esperad. ¿Por qué dejáis que os narre lo que ocurre? No, no, no. Id a verla y pagad vuestros seis euritos (menos entre semana o con tarjetas). Sólo os diré que pierde enAhora él también es Bond, James Bond acción para ganar en espectáculo. No te mantiene en vilo la película pero el argumento es algo más absorvente, hay que reconocerlo. Por otro lado, está la cosa del nuevo James Bond, interpretado por Daniel Craig, un tipo de ojos impresionantes. Hay que reconocer que su voz profunda y grave no deja lugar al romanticismo, y eso se ha notado mucho, sobre todo poruqe tampoco le pone mucho empeño en mejorarlo. La verdad es que el romanticismo y la sensualidad en la voz es lo único que le echaría en cara. El aspecto es bueno, los gestos que hace son perfectos y da el tipo de guapo y serio que el personaje requiere. Además, discute como nadie y es genial con las indirectas.

Así que, nada, ya sabéis: ¡todos a ver oo7: Casino Royale, que merece la pena. Por cierto, al final el malo muere y el bueno se queda con la chica. Oops. Os desvelé el final. ¿O no…?