jump to navigation

Toda una vida… en imágenes noviembre 18, 2009

Posted by Closto in Littera, Otium, Otium digitale.
trackback

Con este artículo doy comienzo a la primera parte de el proyecto que anuncié el otro día: recordar los grandes momentos, hechos, personajes y demás materiales audiovisuales. Y he decidido empezar esta sección con la parte más visual. Seguramente una tanda de imágenes nos evocarán los tiempos pasados, entre los que habra mejores y peores momentos. Ya siento que las fotografías de este primer artículo no son las mejores ni estén tan bien dispuestas como deberían, pero dadme tiempo y procuraré ser mejor selector y editor la próxima vez. Pero empecemos ya, ¿no? Dar más vueltas sería perder un tiempo que creo que nadie quiere. Así que, queridos lectores, aquí comienza un viaje desde el pasado hasta el presente, a trozos, sin prisa, pero también sin pausa. ¡Allá vamos!

Los primeros pasos hacia la industria de los videojuegos se empezaron a andar en 1947. Desde ese año y hasta la los años 70, cada proyecto nuevo, cada nueva máquina era un logro, y poco a poco pasamos del Tennis for two de 1958 (en la foto) al Galaxy Game de 1971.


Galaxy Game es el primer videojuego que funcionaba por monedas. Con él se dio inicio a lo que se considera la edad dorada de los videojuegos arcade. Ese mismo año se creó Computer Space, el primer videojuego producido en masa y con intención de venta. No obstante, ningún videojuego hasta esa fecha había conseguido un auténtico éxito, pero ahí estaba Pong para solucionarlo.


Después de los primeros prototipos de lo que se pueden considerar videojuegos, que no estaban dirigidos al mercado, y el primer intento de comercializarlos, Atari fue la empresa que revolucionó ese mundo. Tres años después de que en 1972 la Magnavox Odyssey (consola princial de la primera generación de consolas, valga la redundancia) viera la luz, Atari lanzó la Atari Pong, una creación de escaso impacto debido a que la consola sólo ofecía el ultrafamoso juego Pong. No obstante, dos años después salió al mercado la Atari 2600, una máquina que por fin aceptaba el intercambio de juegos gracias a los cartuchos. Durante algo más de una década, Atari reinó y dominó el mundo de los videojuegos entre las demás consolas de segunda generación.

En lo que a las máquinas recreativas se refiere, Space Invaders (1978), Asteroids (1979) y Pac-Man (1980) arrasaron. Son los referentes clásicos de las modernas máquinas que invaden centros comerciales y salones de juego.

Y la luz se hizo. Cuando el mundo de las videoconsolas se precipitaba en una crisis debido al exceso de género y a la baja calidad de los productos, nintendo lanzó la NES (Famicom en Asia), la consola de mayores ventas de su época. La NES, además de dinamizar y revivir la industria, estableció las bases del desarrollo de los videojuegos de su época y popularizó las desarrolladoras de juegos independientes, que comenzaron con Activision, que crearon en conjunto algunos programadores de Atari descontentos con la empresa. Esta primera consola de Nintendo tuvo enormes éxitos como Super Mario Bros. (1985), que dio vida a toda el mundo de Mario; The Legend of Zelda (1986), que comenzó la celebérrima franquicia Zelda; Metroid (1986), el juego de la cazarrecompensas Samus Aran, o Final Fantasy (Square, 1987), otra franquicia que de sobra todos conocemos. Mientras Nintendo arrasaba en los mercados estadounidesnse y japonés, la Sega Master System intenaba encontrar su público en Europa y algunos países sueltos.

Mario se estrenó en la SNES con un título de lujo: Super Mario World. Considerado uno de los mejores juegos de la historia, Super Mario World no hace sino pegar más y más empujones a la ya vasta fama del fontanero, que se estrenó en 1981 con Donkey Kong, Pauline y un nombre diferente: Jumpman. Este juego es, además, el primero en acoger a uno de los persoanjes con más carisma y ternura de la familia de Nintendo: Yoshi, que, aparte de ser un personaje muy famoso y querido, es santo de mi devoción.


Por otro lado, Sega paría por esas fechas a Alex Kid, su primera mascota no oficial. A lo largo de los 17 niveles que tenía el juego, Alex Kid se enrenta a un montón de bichos y a bastantes plataformas. Desgraciadamente para él, su vida como mascota de Sega termino pronto a principios de los noventa.

Bueno, chicos, hasta aquí llegamos hoy. El próximo día seguiré donde lo dejo hoy y espero seguirlo mejor para ver si os puedo acercar a los recuerdos de antaño un poco mejor. ¡Un saludo!

 

 

Artículo publicado previamente en Chapel of the heretics.

Comentarios»

1. Smithc6 - octubre 2, 2016

There are some interesting closing dates on this article however ekcbgbbfddabdfke


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: