jump to navigation

Tocados del ala mayo 20, 2009

Posted by Closto in Existimationes, Homines, Littera, Themae personales.
trackback

No sé por qué a veces tengo tendencias masoquistas. Después de un duro día de trabajo intentando rasgar un aprobado en historia de la lengua, llego a casa y me pongo a oír hablar a un crío. No es ni mi hermano pequeño ni mi primo ni un cachorro de humano abandonado en una esquina, pero apesta más que todos ellos juntos.

Resulta que hay en el Perú un chaval de ocho años que ha recibido del Señor el regalo más grande que a día de hoy el todopoderoso se digna dar: la gilipollez. El pobre ha nacido en una sociedad estúpida e impositora a la que no le da más el cerebro y se resignan a aceptar la idea de que un tal Jesús murió y se fundió con su padre y una cosa que a veces parece una paloma con la mayor de las disposiciones. Hay que reconocer que se lo grabamos a fuego con persuasivas técnicas alrededor de 500 años atrás. No obstante, los muy idiotas se lo creyeron de verdad, y así está la cosa hoy.

Os voy a presentar un vídeo en el que el mismo chaval lo dice todo. No os asustéis por su manía por andar con el baile de San Vito, puesto que son cosas de la edad y de que no sabe ser serio (es un crío, el probín).

No ace falta que lo oigáis todo puesto que ya lo ha hecho vuestro amigo Closto por vosotros. Fijaos en que hasta os marco los mejores momentos. Empezamos por el minuto 1:23, en el que el chiquitín inconsciente blasfema en contra de Dios al decir que el Señor folla. Folla, y cómo folla el hombre. Puesto que para crear tanto hombre ha tenido que echar muchos polvos.

Es increíble cómo estos chavales son tan precoces. Este crío empezó a leer a los 3 años y a sus jóvenes 8, cuando la gente normal se dedica a aprender las líneas más generales de historia, lengua, matemáticas y esas cosas, él se pone a estudiar la Biblia (2:30). Yo me pregunto si este mocoso sabe algo del mundo y de la vida. Y ya no me atrevo ni a preguntar a sus padres si son gilipollas al leerle la Biblia en vez de cuentos, que para algo son para niños. Cuando los niños apenas saben hablar, contarles las aventuras de tipo que vivió hace 2000 años en un lugar tan alejado para ellos como Israel (o circundantes) que además habla como sus tatarabuelos es una irresponsabilidad. Y descartado queda que el niño sea un prodigio o un superdotado porque esa gente piensa. Es normal que los otros niños lo miren raro y crean que su madre lo parió a hostias.

Hacia el minuto 4:30 el chico dice algo que a mí me ha puesto los pelos de punta: dice que quiere ser presidente de Perú. Vale que Perú no valga mucho, vale que Perú no pinte mucho tampoco en el panorama internacional, vale que Perú no sea uno de los más prósperos ni mejores países del mundo, mas el mero hecho de que un enano que ya alberga en sí sentimientos tan terribles como los quemarca la religión quiera gobernar un país es algo que no se debería consentir. En los suburbios internacionales quizás si se permita que se hagan ese tipo de cosas deplorabales debido a su inteligencia limitada y su actitud relajada, pero sigue siendo algo que debe evitarse a toda costa.

El siguiente gran momento del crío empieza en el minuto 6, cuando relata su primer gran milagro (aunque milagro es que no lo dejen morir de hambre para ver si aprende). Lo más curioso, y es mucho más que su poder de manejar el clima, es que él predicaba con 3 años. Según él dice (7:02-7:08), estaba preicando en la sierra de Perú (vamos, hablar a aldeanos. ¿Qué no se van a creer ésos?), “hace cinco años atrás” (8-5=3, si me permiten recordarles). Sigo pensando qué hace un niño de tres años debajo de la lluvia en una sierra hablando de las maravillas de un hombre que, de no ser porque él todo lo puede, estaría hecho una mierda tras milenios (o una eternidad) sin comer ni beber ni cagar ni mear ni ducharse ni tener cremas para las arrugas. Señores padres, cuiden a sus criaturas, que luego es normal que salgan a ustedes. Y, niños, pensad bien en las mentiras que os preparáis porque luego la cagáis y caéis con todo el equipo.

Si habéis llegado hasta aquí (viendo el vídeo sobre todo), notaréis el cambio que pega el chico de cuando habla como una “persona normal” con el entrevistador a cuando se pone a predicar. Los que por normalidad mental no hayáis podido soportar este martirio, podéis ver cómo cambia hacia el minuto 8. Notad por favor su “confución” en su “ajpiración” a dar un buen discurso. Ese tono político, esa exageración en la pronunciación, esa precisión en el cambio de tono y esos exagradísimos ademanes dicen mucho de él, y no es en su favor, aunque a muchos (y a más entre ese pobre público chileno-peruano) se los meta en el bolsillo con su actuación del tres al cuarto. ¡Ay, cuánto mal hace la falsa inocencia de un diablo disfrazado de niño!

En fin, como el crío no se cansa, hay una segunda parte del vídeo que dura algo menos. Aunque siento estropear vuestra vista y oídos, aquí os dejo el vídeo:

Nada más empezar, el chavalito evidencia su chulería (“déjame temrinar”). No es una forma muy loable de darse a conocer a los que no tienen el tiempo que perder con sus estupideces. No obstante, ésa es la vida de un crío que se encierra en un cuarto que tiene en su casa con un libro que hace 500 años no se podía traducir.

A mediados del vídeo (2:15) el mocoso se pone a cantar una preciosa canción de un tipo que va a quemar una ciudad. El chistoso pirómano aconseja a sus hermanos a que se larguen como alma que lleva el Diablo. Benditos los cojos que no pasarán frío. Graciosa es la frase en la que dice “iglesia, camina”, como si esa institución eclesiástica pueda avanzar. Cuando los pensamientos de uno están anclados milenios atrás, ir hacia adelante es imposible. No en vano dicen que la iglesia que arde es la que más ilumina.

Para terminar esta serie de despropósitos en contra de los respetables sentidos (en algunos casos) del lector, me dispongo a poner un último vídeo en que, para variar, el famoso peruanito nos cuenta incluso algún que otro chiste:

Me hace mucha gracia que, sobre todo al principio, sus gestos triunfantes y sus gritos de colegiala parecen más sacados de un manga japonés que de una escena de la vida real de un pueblo que no anda precisamente a la cabeza de los calidad de vida. Asimismo, es muy gracioso que diga que (0:24) seamos la perfecta creación de Dios. Tan perfecta que no hay institución, tirano, rey, asesino ni dictador que haya matado más que la Iglesia (incluso casi más que todos ellos juntos). Tan perfecta que incluso lo ha parido (junto a varios más que se le parecen). Y todas esas risas se echa sin contar cuando pone gestos de rapero y se mea en la “evolusióóóóóóóóóóóóón” (corasóóóóóónnn, corasóóóóónnn).

Atentos también al chiste de los monos porque nos prepara con sus gestos a lo “I was robbed by two men” http://www.youtube.com/watch?v=jTFsjchAw8w) pero abriendo las piernas (2:15). Así que como los monos hacen monitos, parece ser que sólo existe esa férrea conexión, inquebrantable. Por eso no existieron ni dinosaurios ni existen ahora razas híbridas de animales e incluso de plantas. Por eso es tan gracioso el muy hijo de puta, porque habla como el aldeano que contaba chistes en “Noche de fiesta” todos los malditos sábados. Con éste no se podría llegar a saber nunca lo que fue primero, si la gallina o el huevo.

En fin, muchas cosas más se podrían decir de esta pequeña sanguijuela a la que le han comido el cerebro y que se lo comerá, como si de un zombi se tratare, a mucha más gente para que esas chorradas que suelta como perlas se queden enganchadas en la mente de todos ellos y así puedan propagar su sucia doctrina, que choca con todas las doctrinas del mundo y se proclama vencedora por la gracia de Dios en contra de su voto de humildad y el pecado de soberbia.

Pero, pongámonos serios por un momento. ¿Alguien le ha enseñado a este crío lo que fue la Edad Media en Europa? Claro, América pasó directamente al Renacimiento sin tener que sufrir las guerras por interés, los matrimonios de conveniencia (bueno, eso sí se conoce), las Cruzadas, la Inquisición, la Reconquista, la corrupción eclesiástica (eso también se conoce), el secretismo en el arte de la escritura para llevar un pequeño foco de luz a través del tiempo… El día que alguien le enseñe cómo se vive dominado por ea estupenda doctrina, el día que se divierta viendo cómo dos tíos se pegan con un largo trozo de madera montados a caballo, el día que vea guerras en las que hay más sangre que contaminación radiactiva y el día que se queme a medio mundo por cosas que ni una décima parte ha hecho, entonces quizás se dará cuenta de lo que supone tener que seguir a un grupo de iluminados que viven de puta madre sin prestar atención ni a sus votos ni a sus obligaciones ni a la razón incluso para las cuestiones más nimias (como el llevar la cultura y la educación a todos y no a los que son tan o más interesados que ellos). Bueno, me equivoco, porque él sería uno de ellos, y sólo los imbéciles y los gilipollas que lo vitorean y aclaman acabarían callándose los loores. Bueno, tampoco, porque siempre serán tan imbéciles y gilipollas como ahora lo son.

Y una verdad sí que hay aquí: Dios existe y da clases de fonética, gramática e historia (entre otras) en mi universidad (y tiene una mesías y todo).

P.S.: Sé que mi crítica es pésima y mi léxico paupérrimo, mas en mi defensa diré que hace mucho que no escribo, que hoy estoy agotado y que es muy tarde para publicar nada. Gracias por leer y comentar de todos modos.

Comentarios»

1. Sheik - mayo 20, 2009

Vi estos videos hace ya tiempo.
La verdad que el niño me provocó bastante vergüenza agena, allá cuando yo por entonces también era miembro de una institución evangélica.
Si se me permite compartir mi experiencia en estos asuntos, ese niño lo que está haciendo es, básicamente, imitar a los predicadores adultos ya que hace los mismos gestos y habla igual. Todos los predicadores que yo he conocido hacen lo mismo. Él no es un predicador que destaque por su auténticidad, simplemente por su edad. Si tuviese 40 años nadie se alarmaría al verle. Lo único que me alarma de él es que actue como una persona de 40 años y que, seguramente, ése niño no esté teniendo infancia.

Y, para terminar, permíteme darte un consejo de crítico a crítico: respeta a las personas. En una buena crítica no se utilizan insultos que denigren a las personas. Quizá a ti te parezca jocoso insultar gratuitamente, pero publicado en un artículo por interntet dice mucho de ti.

Muak.

2. Closto - mayo 20, 2009

Ains. Por Dios. La rectitud léxica no es algo que esté muy arraigado en mí. Suelo ser muy camionero hablando y eso se ha visto reflejado en este artículo porque tengo un poco de falta de práctica en las críticas (es mucho tiempo sin escribir apenas). De todos modos, ya lo mejoraré.

Ah, eso sí, te lo repito aunque lo sepas: vergüenza ajena es lo que me provocas tú escribiendo “agena”.

Besos.

3. Sheik - mayo 20, 2009

Siempre suelo dejar una falta ortográfica de rigor en todo lo que escribo para provar a las personas xD

4. Closto - mayo 20, 2009

Pues inténtalo con algo más complicado que con un simple cambio de “b” a “v”.

5. iem - mayo 21, 2009

Hola, mi niño!
Sobre esto prefiero no opinar, es una verdadera estupidez. Una mezcla de todo tipo de juegos en utilización de un club de fans fáciles de llevar a cualquier parte porque no ven más allá de sus narices. Es un negocio .
Petonássss!

6. Closto - mayo 21, 2009

🙂 Qué alegría verte de nuevo. ¿Cómo te va todo?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: