jump to navigation

El arte de la guerra abril 15, 2008

Posted by Closto in Existimationes, Littera, Themae personales.
trackback

El arte de la guerra se basa en la indecencia de dos personas que tienen suficiente dinero, labia o violencia para convencer u obligar, y poder para hacer que millones de personas se maten por ellos. Es la triste historia de trillones de muertos y vencidos, nunca vencedores. Es lo curioso de la guerra el que nunca una parte gane. Los supuestos victoriosos no son más que gente que ha matado más o que ha matado mejor (entiéndase por “sabiendo cómo o dónde matar o pegar más fuerte”), nunca lo son por mérito o decencia o medalla.

Nunca una guerra ha sabido solucionar bien las cosas, y aunque en principio se usa como última instancia en un conflicto, sólo consigue destrucción, desgracia, desgarro y odio. Pongamos como ejemplo la Primera Guerra Mundial. Si los franceses ya son bastante asquerosos, odiables y complicados de tragar y digerir, que restregaran su “victoria” y robaran tierras y poderes y tesoros y derechos a Alemania y a los alemanes, es normal que sólo llegaran a dirigir al continente a la Segunda Guerra Mundial.

De todos modos, no hay guerra buena, y eso lo estoy redescubriendo gracias a Clarie Firth y su asignatura sobre Historia y Cultura de América. Por lo que parece, la guerra civil norteamericana fue una de las más cruentas y asesinas que se conocen. La verdad es que me da lo mismo que pelearan por su tierra o por las patatas del Perú. Al final, los pobres soldados literalmente raptados y forzados a luchar, los pobres ingenuos que creyeron que una tierra que es como todas las otras, los pobres ilusos que soñaron con huir y volver a empezar desde cero y tantos y tantos pobres más acabaron cayendo en las garras de la Muerte, y todos murieron por nada, puesto que nada vale más que sus vidas. José Ortega y Gasset ya nos prevenía de que morir por una idea es echar por la borda tu vida, y la verdad es que es bien cierto, ya que causas hay muchas y la presión se puede hacer poco a poco, pero vida sólo hay una y puede expirar en un segundo.

¿No es bastante justificación el dolor, los pesares de las campañas, las malas experiencias, los efectos psicológicos, la sangre, la peste, el hedor de los muertos y de las heridas sangrantes…? ¿No es bastante? ¿Y qué tal la justificación de que esa guerra, a los dos años de terminar, queda sin justificación alguna? Porque las guerras se condenan y se desprecian. ¿Has de luchar por nada? ¿Has de matar por nada? ¿Has de intentar sobrevivir a una pesadilla añeja para despertar y ser abofeteado por tenerla? ¿De qué te sirve ser soldado si tu trabajo será visto como innecesario, totalmente prescindible y merecedor de ningún recuerdo? Porque las guerras se olvidan y se condenan, y nada es como antes. Deberían prohibir las guerras. Porque en las guerras muere gente, y sobre todo civiles, gente que no quiere saber nada de la desgracia, personas que no anhelan más que poder vivir sin miedo a salir a la calle o asomarse a una ventana. Hombres que dicen que si los gobernantes quieren bronca, se la solucionen a tortazo limpio como hacen los borrachos cuando tienen una botella en medio. Gente decente.

Y es que la muerte no es cosa de risa. La muerte es el fin del camino, el no poder saber nada más. La muerte es no ver, no sentir, no pensar, no llorar, no reír, no amar, no odiar, no contarse chistes ni chismorreos, no hablar, no chillar, no susurrar, no hacer el amor, no pegar, no correr, no andar, no creer, no tocar, no anhelar, no gozar, no nadar, no ver el mar ni los pájaros ni recordar el nombre de las cosas, no emopcionarse con la brisa o el amanecer o el anochecer, no ver el alba ni ver el cielo, ni sentirse pequeño frente al horizonte ni grande ante una hormiga, no padecer, no enfermar, no alegrarse ni regalar flores. Morir es olvidar. Morir es olvidarlo todo y dejarlo atrás. Morir no merece la pena si la alternativa es vivir. Hay una eternidad esperando a que pases con ella la noche, mas es una noche ambiciosa y atrayente. Te seduce y hace que huyas del sol sin quererlo. La muerte ha de tener forma de niño. Por eso, antes de precipitarse a ella con cañonazos y disparos de metralla, es mejor, como dice Sabina, vivir la vida un poquito. No yerres, no corras. No tengas prisa por acercarte a la estación. Prueba la comida que te da el cocinero, observa el paisaje y disfruta de las películas que te pongan. Usa todos los servicios que tienes al alcance, que para algo están, y pide al maquinista que no acelere, que no hay prisa, que siempre se acaba llegando.

Comentarios»

1. Saph - abril 17, 2008

Hm… me gusta el texto, aunque no es de los mejores que he leído (lo siento, tío, con el último pusiste muy alto el listón =P ). Sólo una cosa que no me ha gustado del todo:
“Si los franceses ya son bastante asquerosos, odiables y complicados de tragar y digerir…”
Uah. Aquí he de decir que me encanta el francés como idioma (salvo los verbos. Odio sus verbos. Pero nada es perfecto xD), bastantes escritores franceses también (¡Antoine de Saint-Exupéry, Victor-Marie Hugo…!) y los pocos chavales franceses que he tenido el gusto de conocer eran muy muy buena gente. ¡No generalicemos! Por otra parte, también conozco a muchos alemanes asquerosos y odiables (y además, los conozco DEMASIADO, la mayoría son profesores míos T.T )… y asimismo, alemanes absolutamente geniales, brillantes, simpáticos, y todo lo que se quiera. (De hecho, aunque no viene a cuento y suene teatral, le debo bastante la vida a un puñado de ellos xD).
Pero, en definitiva, a parte de generalizar que no me gusta, estoy de acuerdo con el artículo. ¡Y tienes razón con eso de que deberían prohibir la guerra!

2. Closto - abril 21, 2008

Ya supongía que no te iba a gustar tanto, pero gracias por comentar de todos modos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: