jump to navigation

Fiestas Night Fever agosto 27, 2007

Posted by Closto in Littera.
trackback

Aquí os dejo un pequeño relato del sábado último de las fiestas de Bilbao. Posiblemente no entendáis mucho y menos si no os dejáis caer por Sin Censura, pero os lo dejo igualmente para que os entretengáis:

Fiestas Night Fever

 

Starring:

 

Closto as Closto.

Cuto as Cuto.

Z. Exigente as Zorra E.

Aitor as Aitor.

Cárol as Cárol.

Gorka as Gorka.

Sara as Sara

And the special appearance of They as dos cuyos nombres son secreto, así que se llamarán así.

 

Antecedentes:

 

Closto anduvo toda la mañana y media tarde “traduciendo” frases de griego. Parte de lo que le quedaba de tarde la pasó comiendo y parte ayudando a Ukey a superar un trauma de francés. Gracias a la ayuda de Carmen pudieron sobrellevar una mierda de asignatura entre los alegres y divertidos chistes de la camarera del bar. Eran las nueve y media cuando Closto se fue a casa a descansar de un día duro. Se duchó y se sentó tranquilo, pero, sorpresivamente, dos sombras salieron del oscuro quicio de las puertas y le obligaron, pistola en nuca, a vestirse y prepararse para salir. “No me obliguéis”, lloraba el pobre, “he tenido un día muy duro y no creo que pueda soportarlo”. “Pues más te vale que puedas, porque tu vida depende de ello”, replicaban a viva voz las sombras con su tono infernal. Así, apenas haberle dado instrucciones, desaparecieron.

 

Movido por las oscuras amenazas de las sombras amenazantes, Closto corrió hacia una olvidada parada de autobuses lejana a toda luz artificial (y natural, pues era de noche).

 

Suceso:

 

Una brisa fresca típica de películas de miedo corría por la zona. Nada se veía por el horizonte. Con la única compañía de mi siempre fiel iPod, el único amigo que jamás fallará a un hombre, vagué por la zona en busca de calidez humana. No vi nada durante varios horribles minutos de abandono y soledad, gélidos minutos en que los fantasmas chupaban el calor del ambiente y lo hacía aún más tétrico si cabe. Al rato se acocaron cinco siluetas: Zorra E. (Ze a partir de ahora), la cabeza “pensante”; They, el misterio personificado; Cuto, el hombre que no necesita presentación, y Sara, la novia del Equilibrio, que me odiará siempre por los golpes involuntarios que le di y por dejarle mi bandolera mientras yo bailaba. Sepa el mundo que no fue mi intención.

 

Como cabía esperar, cinco personas se apoderaron de mí y me llevaron a casa de dos periodistas. El lugar era muy bohemio, pero la compañía era grata. Allí conocí a Aitor, el relaciones públicas del grupo, y a Cárol, la típica chica mona, maja y lista que todo grupo tiene.

 

Después de varias gestiones de manutención de efectos personales y esperas bancarias, hubimos de deambular para encontrar un sitio donde reponer las fuerzas perdidas por la tarde (excepto por los que estuvieron durmiendo), así que nos aproximamos a diferentes locales de restauración de los que nos echaron a patadas. En el último sitio al que nos dirigimos nos pidieron perdón por echarnos a patadas y luego nos cedieron unas sillas para que nos sentáramos mientras cenábamos en su lujoso menú. Y una cena variada y una división de gente non grata (pensad en televisión) más tarde, un viaje bajo el cielo estrellado (cortesía de Aitor) nos guió hasta la zona de bares, o sea, la misma calle pero más lejos. Poco para contar hay. El recibimiento corrió a cargo de unos celtas, que nos transportaron a una época pasada, hace más de una década; concretamente, volvimos al año 90. La noche pasó entre algún bailecillo, comentarios chistosos, encuentros fortuitos y cachis de cerveza con limón y vino o calimocho (nunca supe qué era eso), además de un vasito de cocacola. Una peregrinación, en total, de unos 40 minutos por el desierto de intimidad hizo que arribáramos Tierra Santa: un lugar donde poder seguir trasnochando sin que nada ni nadie interrumpiera la estancia, la esencia. La noche transcurrió sin prisas, pausada, sin sobresaltos. Todo un remanso de paz.

 

Desenlace:

 

Sonaron cinco campanadas en el Big Bang cuando Closto decretó que era hora de retirarse a un reposo saludable, aunque deseara con fervor y cansancio quedarse en el largo Arenal. Una ligerísima ingesta, una pastilla para el dolor y un café fueron el preludio para media hora de dolor fisiológico, que acabó con el agotamiento y el sueño que venció a Closto.

 

Banda sonora:

 

“Girls just wanna have fun”, Cindy Laupern.

“Voyage, voyage”, Desireless.

“Enola gay”, OMD.

“Music”, Madonna.

“Mil campanas”, Alaska y Dinarama.

“20 de abril”, Celtas Cortos.

“Gure Marijaia”, People from Village.

“Pure intuition”/”Las de la intuición”, Shakira.

 

Agradecimientos:

 

-A todos los presentes por convertir la noche en un festival: a Cárol por su calor y amabilidad, a Zorra E. por invitarme, a Cuto por ser el alma de la fiesta, a Aitor por su simpatía, a They por su misticismo, a Gorka por ser el borracho más amigable y agradable que he conocido y a Sara por aguantarme y aguantar mi bandolera.

-A la puta que se despelotó por atraer la atención durante un rato y hacernos olvidar el bodrio de música que durante un rato pusieron y por enseñarnos que se puede ser un tío sin tetas y sin polla.

-A los tíos buenos que rondaron por la zona y se dejaron ver por ser un servicio a la comunidad.

-Al tío que se vistió de cuero y se trajo su látigo por traer de vuelta el espíritu Village People, moda gay, a la fiesta (y porque me gustan los látigos).

-A Zorra E. por dejarse tocar el culo y considerarme uno de los suyos (no a nivel de animal racional).

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: