jump to navigation

Voces desde la exclusión junio 28, 2007

Posted by Closto in Littera, Thema gay.
trackback

Leyendo el último ejemplar de la revisa Hegoak me he topado con un estudio sobre los adolescentes LGBT (Lesbo-Gay-Bi-Trans, para los menos puestos). El caso es que es un estudio (estudio hecho en el curso académico 2006-2007 en todos los institutos públicos de Coslada -Madrid- y Maspalomas -Gran Canarias-) bastante interesante del que no se pueden sacar todavía todas las conclusiones que se desearían debido a que el estudio no ha terminado aún, mas sí se sacan a luz algunos datos interesantes. Podría dejaros un profundo comentario, pero prefiero que por ahora penséis en estos datos:

1- Un 82% de los alumnos se declara heterosexual, entre el 5 y el 6% duda entre la bisexualidad y la homosexualidad y un 12% no se pronuncia al respecto.

—-> Yo me pregunto por qué hay un 12% que no se pronuncia a una pregunta así, siendo los estudios siempre anónimos. En mi opinión, todavía hay mucho miedo en los alumnos hasta para confesárselo a sí mismos, aunque supongo que parte de ese porcentaje no lo tendrá claro y queda en duda.

2- “Un 70% de los varones tiene algún tipo de reparo ante el hecho de que una pareja de dos hombres muestre su afectividad en público” (Ω).

—-> Noes nada sorprendente puesto que todos sabemos lo “machitos” que son los críos ahora. Según aclara la revista, uno de los alumnos indicó que “despreciar a los gays te hace más macho”. Dicho esto por un adulto nos escandalizaría, pero dicho de un estudiante adolescente no. ¿Que no? A mí me sigue doliendo ver que un porcentaje tan alto sigue sintiendo asco, ira o deseos de matar cuando ve a dos chicos “manifestando su amor” en público. Si no se les educa bien, odian; es ley de vida.

3- El 60% de las damas ve bien que dos homosexuales se muestren afectivos en público.

—-> Tampoco sorprende la noticia. Al menos doy gracias por que no todos tienen que tener su machidad dentro. Gracias, chicas, y seguid así.

4-“Uno de cada tres chicos intentaría cambiarse de sitio si supiera que su compañero de mesa es gay” (Ω).

—-> Es un alivio saber que dos de tres nos aceptan, pero seamos sinceros: una tercera parte de los jóvenes adolescentes nos odian, incluidas las chicas (ellas bajan la media -ya sabemos que casi tres cuartas partes de los chavales prefieren vernos muertos-).

5- Un 15% de los varones que supieran que su compañera es lesbiana intentarían ligar con ella.

—->  Es una auténtica vergüenza que esto pase. Es una falta de respeto hacia ella y un alarde estúpido y vergonzoso por parte de los machitos. Mirad, diréis lo que queráis, pero un adolescente es igual de consciente de lo que dice, igulito a un adulto, así que no hay exucsa para no poner el grito en el cielo. Esto sí que es una aberración y no que un tío sodomice a otro.

Los LGBT menores de edad están muy olvidados por todos: se les restringen los accesos a servicios para gente de su edad y condición, tienen una oferta muy limitada, se ven incluso con peores ojos, no tienen apoyo… Los adolescentes LGBT son la gran frontera del mundo gay. En los institutos ya se ve que la situación no es mejor. Los que hemos tenido que sufrir 6 años de constante represión sabemos que no es agradable y que te sientes al final solo. Además, el estudio arroja a la luz datos lógicos que no se piensan pero que están ahí y afectan a los estudiantes más de lo que se piensa. entre otras cosas, se recuerda que el proceso de socialización no se desarrolla como debería, pues uno no puede actuar como es no con las personas con que debería. Además, se recuerda que los LGBT son personas con sus miedos e ilusiones también, y que necesitan un apoyo que no se les da.

Aparte de todos estos datos, el estudio lanza otros muchos bastante curiosos e interesantes, desde luego. Os recomiendo a los interesados que viváis por Bilbao que os paséis por la calle Dos de Mayo, en el número 7, y cojáis vuestro ejemplar de la revista Hegoak (ni siquiera tenéis que entrar, por si os asusta, que no debería tampoco).

Así que ya sabéis: tal vez ahora no podías hacer nada, pero no eduquéis a vuestros hijos para que sean unos machotes sino a que sean hombres, y dejad que vuestras hijas sean igual de tolerantes (más un 40% que falta).

Ω  De “Los institutos, espacios hostiles para los adolescentes homosexuales”, de la sección Pluma Invitada, Revista Hegoak, página 10.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: