jump to navigation

La chamuscada historia de Juana de Arco mayo 17, 2007

Posted by Closto in Littera, Themae personales.
trackback

Esta historia ya la he publicado lo menos dos veces, pero debido a mi nuevo pequeño vicio de escribir historias absurdas, abro un nuevo ciclo que iré completando poco a poco con nuevas aventurillas. Pronto la versión de Beowulf (éste sólo lo entenderán los que hayan estudiado la literatura primitiva inglesa) en inglés (presentada a concurso, jeje, deseadme suerte).

La chamuscada historia de Juana de Arco

Juana de Arco nació en un pueblecito francés. Harta de cargar con el peso familiar, fregando y limpiando, acudió a una vidente; le preguntó; le pagó; fue timada; protestó, salió, entró, se quejó y la bruja le dijo que, por un módico precio, le encontraría lo que necesitaba; Juana la creyó y se fue contenta a casa.

A la semana siguiente volvió al consultorio y la pitonisa le vendió una ouija bastante vieja al doble de su precio. Sin sentirse nuevamente timada, salió alegremente de la tienda a buscar varios amigos para probar el “juego” con el que había sido estafada.
Comenzaron a jugar nada más llegar a casa de Juana. Al poco de empezar, le salió a ésta un espíritu muy majo que le dijo que tenía que liberar a Francia de los tableros de parchís y ajedrez ingleses. Ése fue el preludio de la aventurilla.

Nada más conocer la noticia de la inusual invasión, fuese al establo, se cogió una yegua y presentóse en palacio ante el rey galo. Díjole a éste que debía enviar sus tropas contra los isleños.

El rey acató la orden, ya que coincidía ese día con el del poder infantil, así que aprovechando el Día de la Infancia, Juana no sólo obtuvo el mando sobre el escuadrón real sino también un juego completo de la Barbie Medieval, con su maza, su caballo, su hacha…

Partieron tras el atracón de pizza que se dieron. Llegaron, pues, a La Mancha-canal, lugar donde se celebraban partidas oficiales de juegos de mesa, supervisadas por la sección de deportes y pasatiempos del Comité General de la Unión Europea.

Juana ganó todas las rondas del ajedrez y del Monopoly, pero, al igual que las tropas del rey, sucumbió al parchís; lo cual no importó mucho puesto que lo fundamental no era ganar, sino participar.

Regresó a su pueblo triunfante, aclamada por todos y muy muy cansada. Reunió rápidamente a sus amigos de la ouija. Y volvieron a jugar. De pronto, salió el espíritu de la vez pasada y se lió con Juana un par de meses. Tras ese tiempo, salió otro que la condenó a estar atada a un palo sobre otros muchos durante un año. Allí se plantó once meses y treinta días; no obstante, un palurdo científico que estudiaba a las hormigas interpuso su lupa entre una que andaba sobre la pira y el sol y eso provocó pequeñas (¡y tanto!) quemaduras en el insecto y gigantes llamas en la madera.

Como si de un incendio forestal se tratara, la rea blasfemó e insultó al estúpido biólogo pirómano y le gritó que pidiera ayuda; en vez de eso, viendo a la niña del exorcista entre llamas, huyó despavorido dejando a la “exorcizada”, perpleja, encolerizada, caliente, chamuscada… Juana llena de rencor, de ganas de venganza y sed.

A la mañana siguiente, la encontraron algo quemada. Estaban en ascuas pensando quién podría haber manchado así la plaza con tanto polvo. Enterraron el intacto corazón de la joven con varias paletadas de ceniza, esperando que algún gramo de Juana cayera al hoyo junto al vital órgano. Aún así, y como no hay mal que por bien no venga, se casó con el espíritu de la ouija entre almas en pena y “vivieron”, aunque muertos, felices y comieron baguettes y croissants.

Matanza de Juana de Arco.

Comentarios»

1. ukey - mayo 21, 2007

no corresponde mi próximo comentario con la foto pero…

where the fuck is my dedicated song????

jum!

2. Closto - mayo 21, 2007

Tu dedicated song no ha podido ser expuesta hasta dentro de unos minutos por no haber estado gozando del uso del ordenador hasta ahora. Te dije ayer que tal vez deberías esperar hasta el lunes por la tarde.

3. juls - mayo 28, 2007

internet es generosa para permitir que publiquen tantas sandeces! Ni siquiera tiene vuelo poetico para justificar tantas tonterias juntas…

4. Closto - mayo 28, 2007

Bueno, es una historia ridícula, está pensada para que presente cosas de forma absurda. Yo le tengo mucho cariño y me parece que no es tan mala. Acepto una crítica pero creo que lo tuyo es excesivo. Es probable que no lo hayas leído con mucho interés o que no le veas los matices que le quiero dar.

5. Sheyla - noviembre 30, 2007

critica constructiva: si quisiste ridiculizar un poco la historia volviendola absurda pues te comento que ni me parece absurda ni da risa. no hay humor, trataste de ser comico pero no hay, si ibas a hacer algo ridiculo tenias que hacerlo mejor, que diera risa . del resto me gusta mucho la foto, es lo mejor.

6. Closto - noviembre 30, 2007

No pretendía ridiculizarla, y se me da mal el humor, pero creo que como historia absurda merece la pena, sobre todo si está escrita por un chaval de 3º de la ESO.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: