jump to navigation

Sirenitas febrero 13, 2007

Posted by Closto in Littera, Officia.
trackback

Sirenas, sirenas, sirenas.Muchas personas conocerán ya el bar al que dedico este artículo. Bien es cierto que el Saloon Abilene (el “Americano” para los amigos) es el salón de reuniones del Bando IJA (I-nazio/I-ker; A-inara/A-ndrei; J-on -Paloma Testiga-) y que La Olla es el santuario más glorioso de la memoria latina, literaria y del azar, ya que latín y cartas se mezclan exquisitamente con café, tortillas, risas y una buena compañía (la magia de conocer a Luis), pero hay otro lugar, más allá de la plaza de las flores y cerca de donde se pone el sol, donde existe un pequeño cobertizo donde cabe toda la magia de la vida.

Una vez cruzada la jungla de la diputación, después de haber recorrido el claro de España y tras rezar a los pies del faro del drama, no sin antes haber salvado las corrientes de lodo, allí, donde empieza el imperio de los enanos, en una esquina que juega con los límites del mundo, podéis encontrar el fantástico mundo de las sirenas. Es el local de las almas en vida, de los fantasmas que mueven el eje del universo, el centro de la galaxia. Es la taberna donde los ríos nadan silenciosos entre los clientes; donde las mujeres tienen pies de pato y los hombres unen sus manos como el reo acomoda su cuello a la soga. Entre el humo de la leyenda las camareras se mueven sigilosas como sombras y hablan bajito y dulce, como si fuesen a cantar la perdición de Odiseo.

Esta taberna, hostal de paso para los navegantes perdidos y almas en pena, sólo existe para quienes creen en ella y de verdad esperan encontrarla. Los cobardes y los mezquinos no tienen cabida aquí y acaban perdidos en la tormenta de hielo que rodea el portal al paraíso.

Los desdichados que no lamen el néctar del placer no pueden pisar Tierra Santa porqueEl jardinero de las delicias no puede morir dos veces, pero una le basta para conocer el otro lado. no han sabido pasar la prueba mágica de los dioses supremos, no han sabido robar la joya del Jardín de las Delicias. Caprichos del destino que llevan a los elegidos a sumergirse en la aventura de su propia vida, en la formación de su propio mito, en la forja de la leyenda que cada héroe lleva en sí.

¡Hijos del burdel de la cerveza, en el templo de las valquirias se encuentra el secreto de la vida eterna, el galardón de los horrores vueltos, la gota que colma el vaso! Es el país del oro infinito, donde se trafica con heroínas y vítores, la patria de los sueños, el mar de nunca acabar. Para marinos con cera en los oídos que no teman los ojos de Loki, más allá del lugar donde el Nilo enterró el cuerpo de Osiris, para los nautas que luchen con la voz en grito y con el miedo como segundo batallón contra los kraken y recuerden izar la bandera blanca, para los exploradores que se valen de hilos de cristal en los dédalos más exigentes, para los hidalgos y paladines que siguen las palabras de Atenea y para todo aquél Perseo que ose cortar cabezas de Gorgona está preparada la ambrosía de la verdad. Por todo aquello que no existe sino allí, por ella, por la taberna, porque no hay iris que resista su luz, no os queda más que peregrinar a la nueva meca del regalo divino. Allí. Loor a Lamiak.

Guárdate del canto de las sirenas o te arrastrarán a la peridción.

Comentarios»

1. yuhaspace - febrero 13, 2007

Bueno esta gracioso xD jejeje pero bueno yo vi a ver si me tomo un par de cafes por vena para espabilarme que llevo un dia mu malooooo xD

2. Closto - febrero 13, 2007

Por las sirenas, un café salado.

3. Closto - febrero 16, 2007

Por si no queda claro, el bar existe.

4. vanesa - febrero 27, 2007

donde esxiste las sirenas en que lugares

5. Closto - febrero 27, 2007

Puedes buscar en un mapa de Bilbao en el casco viejo, cerca de bares como Cronos o Bizitza. Por lo demás, ya lo sabes todo: está cerca del fin del mundo, más allá de los sueños y entre una espesa nieble de hielo.

6. Historias de miedo para no contar « Tierra de nadie - abril 16, 2007

[…] volaron al rincón de sus sueños, un mundo de ilusiones y fantasías, donde no todos pueden entrar. Mas la bruma y la tempestad gélida que envolvían la entrada era […]

7. Crónicas de un orgullo anunciado « Tierra de nadie - julio 1, 2007

[…] Al final pude reunirme con mis acompañantes y sacarme unas fotos con la mejor de todos los oradores (desde aquí le mando un beso, aunque sé que ni me va a leer). Mis deseos de montar en un barco se vieron frustrados (ains… todo queda para el año que viene), así que hube de ir a la cena de clase (previo paso por la gran taberna de la vida). […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: