jump to navigation

Más días para olvidar enero 6, 2007

Posted by Closto in Littera, Themae personales.
trackback

Estas navidades prometían: deberes, fiestas, desmadre, locura, salidas, amigos, lectura, preparaicón de trabajos, estudio, bromas, risas… Pero, al final, nada de nada. Bueno, algunos deberes, dos horas de recopilación de bibliografía y lectura y salidas los más días. “¡Joder, tío, perfecto!”, corearéis, lo sé. Pues no. No es perfecto. No es perfecto porque no he trabajado, no es perfecto porque no quiero trabajar, no es perfecto porque no me siento de este mundo.

Feliz desgracia nueva.Un feliz inicio me enseñó una falsa felicidad transitoria. La navidad se lució y desabrochó su corsé para batir sus blancas alas y decepcionarme como me decepcionan todos, o como yo me decepciono a mí mismo, a decir verdad.

Hoy me he dado cuenta de un par de cosas. Para variar, de una de ellas no me acuerdo, pero la otra, como la acabo de concebir, la retengo aún. Acabo de reconocerme en la figura de un cojo. Sï. Soy cojo. Creo que puedo publicarlo tranquilamente. Veo que necesito ayuda para todo, acompañante para todo, bien sea una cachaba, unas muletas, carrito o compañero; bueno, lo último es lo más probable, la verdad. Tal vez debería buscarme un psicólogo. No sé.

En fin, las noches me deprimen. Sí, de noche estoy muy deprimido delante del ordenador, pero tengo demasiado vicio como para dejarlo. Además, estando aquí aprovecho para daros estas charlas que sólo un par de personas leéis, soy consciente de ello. Hoy se suma a todo esto el que estuviera cansado y totalmente desganado, aparte de deprimido por volver a clase (sin contar mi perra y triste vida, claro).

Bueno, como ni siquiera sé qué coño voy e iba a deciros (porque mis ideas se pudren a la velocidad de la luz), lo mejor es que cierre este artículo con la aclaración de que, de deprimirme, me deprimo como es debido, es decir, poniéndome canciones trAs� estoy yo: alma desgarrada que sobrevuela la ciudad. Perra vida.istes, provocando un llanto que no sale y recordando todo eso que me falta, lo que necesito, cómo sería todo mejor si, etc.

Bonita tercer parte de mi círculo maldito.

Ohm. Acabo de recordar otra cosa que iba a mencionar. Últimamente (de toda la vida, en realidad) me da por echar la culpa a toda persona ajena a mí (como en el artículo Un día para olvidar, primera entrega de esta nefasta serie), pero el verdadero culpable soy yo de todo. Sí, bueno, me canso de repetirlo (será por orgullo), pero creo que la explicación más clínica es que mi orgullo me impide asumir la culpa de mis actos. Pst, otro punto más para Closto, ¿no?

En fin, sólo escribo para que no olvidéis que estoy hecho un puto y auténtico cristo.

Comentarios»

1. Löss d’èl Dhêsbánn - enero 6, 2007

“… las situaciones de ansiedad de este tipo son las que he encontrado en el fondo no sólo de la depresión, sino también de toda inhibición para el trabajo. Las tentativas de salvar el objeto amado, de repararlo y restaurarlo, tentativas que en estado de depresión están unidas con la desesperación, desde que el yo duda de su capacidad para efectuar tal restauración, son los factores determinantes en toda sublimación y en el desarrollo total del yo…” dijo Klein.

Saludos
LdD

2. Aloxi - enero 7, 2007

Tras recuperarme de mi dosis diaria al 5% de morfina, he conseguido que mi mente se desate del estancamiento y aclarar mi cerebro; ya que, al igual que a ti, me horroriza la aburrida rutina. Pero como ves para poder soportar esta intragable situación, yo recurro a los estimulos artificiales.

Además la vida no es aburrida de por si, no importa cuánto dure ni cuán rápido pase, lo importante es lo que hacemos con ella. Por eso, si haces las cosas que a ti te gustan la vida puede ser maravillosa y divertida, como en mi caso si me dan conversación, problemas, el criptograma más absurdo o el análisis más intrincado, ya que entonces, me sentiré en mi ambiente y podré prescindir de estímulos artificiales.

Dijo Jacinto Benavente: “La vida es como un viaje por mar: hay días de calma y días de borrasca. Lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco”. Ya ves, no importa como se nos presenten los días, porque nosotros seremos los que los modificaremos si no nos gustan, siempre que podamos.

Pues eso, te dejo porque la vida constituye un don de la naturaleza; pero una vida bella es un don de la sabiduría, y para conseguirlo tengo que absorber conocimientos, porque como dijo Cicerón: “Vivir es pensar”.

P.D: Tal vez, mis explicaciones no se entienda, ya que son explicadas con los últimos efectos de morfina que fluye por mi cerebro.

3. Closto - enero 7, 2007

Gratias vobis.

4. M... - enero 8, 2007

Con la “M”: Pasta de harina de trigo en forma de tubo, más o menos delgado.

Un besito gordo!!

PD: Asi me gustan los posts, mas alegres niño😛

Muakas!!

Besos de M

5. Closto - enero 8, 2007

😄 Dame tiempo, aunque sea mucho, y te prometo un cielo de chistes grotescos y humor ilimitado.

6. cristian - mayo 12, 2007

erguras??????????????

7. Closto - mayo 13, 2007

¿¿Cómo??

8. kerry - mayo 25, 2007

clama a mi y yo te respondere y t enseñare cosas grandes y ocultas que tu no conoces.

9. Closto - mayo 25, 2007

Te invoco, Kerry, ven a mí y muéstrame qué sabes hacer.

10. loko - junio 23, 2007

hoooooooooooooooooooooooooooola

bye jeje


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: