jump to navigation

Noches de bohemia diciembre 5, 2006

Posted by Closto in Casus, Littera, Themae personales.
trackback

Este fin de semana he estado bastante ajetreado. La verdad es que hasta ahora, que he tenido una horita libre antes de griego, no he podido ni escribir un articulejo (sólo comentarios en otros blogs). Por eso ahora he de salir en busca del tiempo perdido, como diría Marcel Proust, antes de que me den las tres y tenga salir de esta larga sala de ordenadores estropeados de la universidad.

Es bastante triste que el viernes no hiciera nada. Apenado por las pocas ganas de innovar Wii!de Inazio, regresé a casa antes de que dieran las nueve. Habría preferido estar como tontos mirándonos (ni eso, porque seguramente le molestaría) que estar en casa delante del ordenador o rezando para tener ya la Wii. Ni un chuloputas ni una ramera de compañía. El aburrimiento, mi compañero de habitación.

Como los amigos del foro se fueron al gran salón del cómic, un servidor se marchó con sus eternos acompañantes, Pipiz y Aionara, para otra “gran” aventura. Amargado en un principio, conseguí coger el tono de embriaguez que te da la cerveza para olvidar los problemas, así que, borracho de necesidad de reírme, aprendí a sobrevivir.

Creo que esa noche fue especial. En mi vida éste ha sido uno de los fines de semana más importantes. Los jovencitos quebrantasociedades de hoy en día no llegarían a valorar un proceso que a un tipo como a mí cuesta mucho más que un par de euros para comprar mierda de ésa que te rompe los riñones y te atrofia el cerebro.

La verdad es que, después de estar un rato en El último (Azkena) y de intentar que Ainara saliese a bailar conmigo (yo soy muy vergonzoso aunque intento dejar el vicio y a Inazio es imposible sacarle ni siquiera una caricia o un gesto de cariño similar, así que menos es posible sacar de él un detallito de compañía en el baile), acabé bailando con unas señoras que estaban moviéndose por allí, muy cerca (de hecho, sentados, parecía casi que íbamos todos juntos). Al final, ebrio por la locura del baile, saqué fuerzas para no abandonar la estacia cuando ellos hubieron de irse. Una hora más casi estuve moviéndome como loco, sin parar, sin una gota de alcohol en el cuerpo, disfrutando de los silbidos y los ánimos de la gente.

Sí, bien, eso no es nada del otro mundo, diréis. ¡Grave error! Poco conocéis el infierno si no sois conscientes del hervor con que bullen mis neuronas.Sergio en una divertida pose comiendo

El domingo transcurrió simple, normal, aburrido, hasta que llegó mi amadísimo primo Sergio. Por la tarde nos dedicamos a dar los últimos gritos frente a mi Cubo venerado (Game Cube), puesto que, en teoría, este sábado debería poseer tacañamente una nueva máquina de crear realidades (la Wii). Además salí un rato y me encontré con unos amigos y cosas así. Pude hablar también con la camarera del Saloon Abilene, un buen lugar para pasar las tardes, y volver a salir.

Y nos dieron las diez.

Bueno, este corto y tímido resumen, hijo de la necesidad de sugerir y primo de la presión de estar llegando un cuarto de hora tarde a clase de griego, sólo quiere sacar a luz otra vez las vivencias de este joven Closto, que ahora mismo, con la promesa de un sufrido y trabajoso puente aferrada en una mano y la maletita de la universidad asida en la otra, vuela al tercer piso, sección de teología.

Comentarios»

1. De Wii, güíi, güí o ví se trata « V’el(og)-@ d’hè Löss d’èl Dhêsbánn - diciembre 5, 2006

[…] Estábamos como siempre buscando palabras nuevas, cuando leyendo, leyendo hemos llegado a la beloga de Andrei Vázquez, y nos hemos encontrado con una que, a priori, resulta impronunciable a cierta edad, y es la palabra Wii, es posible que se lea güíi o sólo güí, o tal vez ví a secas, ¡quién lo sabe! y Gugel nos ha explicado una vez más las cosas. Nos ha dicho que La Biquipedia dice que detrás de tan extraño nombre hay una máquina de jugar. […]

2. Closto - diciembre 5, 2006

Ya os comentaré en vuestro terreno, ya.

3. Los del desván - diciembre 5, 2006

La mayoría de los que aún quedan a estas horas despiertos en el desván, supone que lo que ha llegado a tu beloga es un tarabaque. ¡Un tarabaque!
No es conveniente hacer mucho caso de lo que suponen, porque, en general, se confunden siempre. Pero… si nosotros no hemos mandado ese comentario, entonces, ¿quién lo ha hecho? y ¿por qué? y, lo que es endiabladamente difícil de contestar, ¿cómo?

Dicen los últimos que van saliendo que te preguntemos que, si eso de ahí arriba no es un tarabaque, ¿qué es?

Saludos

LdD

4. yuhaspace - diciembre 6, 2006

Sorprendido me ando… me entero de mas cosas de tu blog que por ti eh, y no sera que no te he preguntado… en fin. Bueno viciate mucho con la wii😉.

Saluditos.

5. Closto - diciembre 6, 2006

Yuha, cielo, exactamente no sé a qué te refieres. Y ya sabes que a veces hay que preguntar mejor e interpretar lo que no se cuenta pero se dice. De todos modos, siempre puedes volver a preguntar.

Por cierto, queridos amigos del Desván. He intentado meditar y entender qué es un tarabaque pero no recuerdo qué es, así que para repsonder a vuestra pregunta he de preguntaros algo: ¿qué es un tarabaque?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: