jump to navigation

De mundo claro obscuroque octubre 10, 2006

Posted by Closto in Existimationes.
trackback

Todo el mundo sabe perfectamente qué tipo de alubias se cuecen en los calderos de los platós de televisión. Sobre todo desde la hora de la sobremesa hasta bien entrada la tarde. Obviamente, voy a hablar sobre los programas tipo “a tu lado” o “sabor a ti” y los culebrones.

Ciertamente, este tipo de programas muestran las pocas ganas que hay para que la gente se culturice un poco, por así decir, del poco interés que existe de que la gente sepa. Y me refiero a que sepa en general. Se debaten cuestiones de actualidad, sí, en cierto modo, pero, sobre todo en los canales regionales, se habla de hechos vanales o de temas de interés mínimo, a no ser que importantes eventos de la historia, tales como, por ejemplo, el ataque aéreo a las Torres Gemelas o el nacimiento de la que supuestamente será la gran nueva reina que reinará con sabiduría entre los españoles y españolas. Por lo general también se puede ver que suele salir como “ganadora” la ideología más próxima a las de las masas o conjunto de la sociedad, como se suele decir. Eso es una mera curiosidad. Quería comentar aparte de todo esto que el lenguaje que se usa roza en ocasiones lo coloquial e incluso lo vulgar gracias a frases propias de una jerga callejera y centenares de faltas que no pueden ser tolerables en un espacio tan supuestamente serio como es la televisión. Se escuchan queísmos, dequeísmos, incorrecciones en el empleo de los verbos y demás barbaridades de las que hemos oído hablar en clase de lengua, por resumir de alguna manera. Es decir, no es que no sirvan para nada más que para perder el tiempo, sirven para que la gente, entre otras cosas, hable tan mal como se oye por la calle.

En las telenovelas al menos no cometen las mismas faltas que aquí y la cosa se “anima” un poco, o sea, que dan variedad. En cualquier caso, siempre es mejor ver una novela, pero no de lejos (observen el astuto juego de palabras, jajajajajajajajajajajaja, como diría aquél). Este tipo de programas, que ya han conseguido definir el perfl de espectador (cuántas bromas habremos oído sobre este perfil), no aportan gran cosa a los telvidentes, es verdad, exceptuando la gran (valga la redundancia) cantidad de chistes que se oyen, así que supongo que siempre estaría mejor un buen debate sobre autonomías para facilitar la siesta o programas que estimulen intelectualmente a la gente, aunque todavía no estoy seguro de que sea un concepto claro en las mentes de los mandamases de las televisiones.

En fin, por no meterme con todos los programas basura, voy a dejarlo aquí, mas no por eso quiero decir que se acaba aquí todo lo sucio que se puede sacar de estas emisiones (charlas que duran más que las clases sobre cómo sería un mundo de color de rosa, educativas entrevistas con celebridades brillantes, análisis sobre los momentos estelares de los mejores programas de la misma cadena donde se televisen, etcétera o la profundidad de los argumentos y personajes de los seriales, así como la originalidad de sus guiones y, obviamente, de los nombres, entre otras otras muchas cosas) y mucho menos de las casas emisoras. Yo creo que la conclusión clara es la que se viene proclamando ya desde hace tiempo: la televisión es una auténtica basura. Bueno, no al cien por cien pero consiguen “llenar” más porcentaje de envenenada porquería que la mayoría de los trabajadores (trabajadores en general) “llenan” de responsabilidad y trabajo bien hecho, que ya es decir.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: